UG21 se adjudica el plan maestro del Nuevo Aeropuerto Ciudad de México

 en la categoría Actualidad

La ingeniería sevillana entra en la segunda mayor obra aeroportuaria del mundo para planificar el crecimiento de la infraestructura desde su inauguración hasta el año 2060.

La ingeniería sevillana UG21 ha resultado adjudicataria, en consorcio con Sener, del ‘Plan Maestro de Servicios’ del Nuevo Aeropuerto Internacional Ciudad de México (NAICM). El contrato, que se ejecutará en un plazo de siete meses y tiene un valor aproximado de 1,2 millones de euros, forma parte de la segunda mayor obra aeroportuaria del mundo actualmente en ejecución y la mayor de América.

De esta manera, la firma se sitúa entre la decena de compañías españolas que van a participar en este megaproyecto, que cuenta con un presupuesto global superior a los 9.400 millones de euros. Entre ellas figuran FCC, Acciona, Aldesa y Sacyr. Una vez concluido, será uno de los tres aeropuertos más grandes del mundo por número de pasajeros y el mayor con diferencia de toda Latinoamérica.

De la experiencia de UG21 en planificación aeroportuaria -es el cuarto contrato que logra en esta actividad-, destaca el plan maestro que desarrolló para el aeropuerto José María de Córdova de Medellín (Colombia). En el caso de México, se encargará de planear su crecimiento hasta 2060 -cuando logre el pleno rendimiento-, para garantizar su total funcionamiento.

“Para nosotros es un gran éxito dado que es un proyecto emblemático a nivel mundial y, además, nos permite consolidar nuestra presencia en México. Allí vamos a aumentar la plantilla y somos optimistas ante la posibilidad de ampliar las miras con este nuevo cliente”, explica Manuel González, CEO de UG21.

Con un diseño firmado por Norman Foster y Fernando Romero, el Nuevo Aeropuerto está siendo construido sobre una superficie de 5.000 hectáreas, dentro de terrenos propiedad del Gobierno federal, a cinco kilómetros al noreste del actual aeródromo (dentro de los municipios de Texcoco y Atenco, en el Estado de México).

En su primera etapa (entrará en funcionamiento en 2020) el aeropuerto contará con una capacidad anual de 70 millones de pasajeros (191.000 diarios), si bien con su máximo desarrollo, a partir de 2060, podrá atender a 125 millones de usuarios. Otro tanto sucederá con el número de operaciones (aterrizajes y despegues), que irá incrementándose paulatinamente desde 540.000 al año hasta alcanzar un total de un millón.

Desde 2016, UG21 está presente con sede propia en México, un país clave en su plan estratégico. “Existe una cartera muy interesante de trabajos en el área del diseño industrial, con grandes corporaciones en numerosos sectores como el automotriz, constructor o alimentario. UG21 ha formado en México un equipo de profesionales especialistas que, sin duda, harán que el volumen de negocio en este país aumente de forma considerable y se configure como uno de los principales focos de generación de nuestro grupo”, explica Ozgur Unay, presidente de la ingeniería andaluza.

La compañía cerró 2017 con una facturación de 4,7 millones de euros, un 13% más que en el ejercicio precedente. El 90% de su volumen de negocio procede de Latinoamérica, donde también cuenta con filiales en Colombia, Perú, Bolivia y Panamá.

Alianzas empresariales

Una de las claves de su expansión en América Latina es la política de alianzas que mantiene con firmas interesadas en conseguir contratos en aquellos mercados donde ya se encuentra afincada. Esta política le ha llevado a firmar acuerdos con la británica Mott Macdonald, las españolas Sener y Joca o la mexicana Cal y Mayor, con las que ha sellado alianzas para desarrollar proyectos aeroportuarios y de ingeniería del agua.

“Tampoco debemos olvidar los réditos conseguidos con firmas locales, a las que UG21 les seguirá siendo fiel en la aportación de la transferencia tecnológica necesaria”, concluye Ozgur Unay.

Artículos Recientes

Deja un Comentario